Esperanza

En el género humano...
Pues si que la hay, aunque a veces parezca que nos vayamos a tomar por culo por correo urgente..
El martes pasado me tocaba ir al currelo en autobus, es un poco jaleo porque como voy desde Noaingo tengo que hacer convinanda de dos lineas, un poco pestoso, ademas siempre me bajo de una cuando veo al fondo la otra que ya se me escapa...
Al tema, el martes pasado en el segundo de mis trayectos en la linea 19 dirección Barañaingo, perdí mi cartera. Para el que no lo sepa, el trayecto que realiza la linea 19 esta diseñada por el alcalde de Cuelloratón, el pobre no tiene ninguna culpa del estropicio que hizo porque no ha visitado Pamplona en la vida.
En sus mil y una revueltas por los barrios de la capital historica hay quien ha logrado incluso sacarse carreras universitarias completas...yo me conformo con leer la prensa..
Al bajarme del autobus ya en el curro me di cuenta de que la cartera habia seguido viaje, asi que me fui a toda pastilla a la parada, a esperar a que el mismo autobus diese la vuelta e iniciara el camino de vuelta.
Al parar, pregunte la tipa por mi caretera y la saco del bolso diciendo: "Aquí la tienes majo, que suerte! con los 50 euros y todo!.
Pues eso, todo tal y como lo deje, asi da gusto ser un desastre.
gracias mil!!!

A parte de la pasta, algunos documentos tienen verdadero valor sentimental para mí, por ejemplo este carneto fruto de mi paso por el Murtzia Balonpie.


Image Hosted by ImageShack.us

2 comentarios:

Eras dijo...

Se te ha salido un ojete en la foto del carnet, amigo Pello (o Peio, para los no angloparlantes).
Hay veces que te topas con gente que se comporta como tú lo harías. A mi también me pasó hace unos meses en Pontevedra. Un señor encontró mi cartera y con todo el dinero la depositó en la oficina de la Policía. Fué un poco fastidio porque ya había dado de baja las tarjetas bancarias y ahora estoy fichado por la pasma pero me dejó los 15 euretes (la crisis es la crisis).
Un encanto, la verdad.

Manolo dijo...

'tias pello que callao te lo tenías. Ahora en las vacas flacas de los pimentoneros es fácil hablar pero .... Joder, .. ya se quién aconsejó el fichaje de Clemente.

Sobre las bondades de la gente nos pasó algo muy curioso en nuestra andadura por Escocia...
El autobusero, además de saltarse las reglas y permitirnos meter las bicis en el maletero, dió la vuelta para devolver la documentación que mi cuñao se había dejado en el asiento.
No le hicimos una mamada porque no tenemos experiencia ... que si no!