La Osqueta

El dia 26 Javito y yo nos acercamos denuevo a Huesca para hacer una ruta mítica de la zona..se trataba de enlazar dos pequeñas rutas y convertirlas en una un poco mas larga.
La Osqueda seguia siendo una de las pendientes y por las fotos que había visto del lugar aquello debería de merecer muy mucho la pena.
Hacia las 9:30 llegamos a Triste, punto de partida.....hasta el primer bucle tenemos que hacer un enlace de carretera..asi que mejor quitarselo lo antes posible...Mientras nos alicatamos un petirrojo se acerca en busca de comida, parece que tener más hambre que verguenza.


Iniciamos la marcha con una temperatura de unos 4ºC aproximadamente, son tan solo cuatro kilometros que enlace carreteril hasta Salinas Nuevo, lugar donde tomamos la pista para iniciar la subida hacia la Osqueta. Es una pista comoda que serpentea sin excesiva pendiente, las zonas de sombra esta totalmente heladas..en la medida que cogemos altura la nieve va haciendo acto de presencia. La subida no deja de ser a través de una pista pero las vistas la hacen muy disfrutona... Javito va delante como no..... parece insignificante junto a las grandes agujas.

En uno de los riscos se encuentra tranquilamente posado un buitre que tampoco se muestra molesto por nuestra presencia...incluso parece agusto siendo retratado.....


Desde la pista se adivina la senda atraves de la cual realizaremos en descenso..vaya pinta que tiene...las piedras parecen auténticas sierras.



Desde este punto la subida serpentea hasta alcanzar el paso a traces de la sierra...Para buscar el paso de la Osqueta hay que tirar un rato de bici. La vertiente sur es espectacular, un desfiladero con un cortado de unos 50 metros de altura en culla base discurre la senda que da acceso al paso natural.


El ratico que pasamos hasta alcanzar el paso es brutal...dificil de explicar, no hace falta irse demasiado lejos para encontrar una buena dosis de exotismo.

La bajada promete, la primera parte esta cubierta de nieve asi que hay que atinar con el freno



La primera parte de la bajada es muy técnica...de las de no relajarse un segundo. A mitad de bajada atravesamos lo que queda del pueblo viejo Salinas, parece mentira que hubieran podido habitar en medios de ese barranco. El lugar es de ensueño. ahora estamos bajo esas agujas que antes observabamos desde arriba.

Hay un pequeño paso entre dos muros de roca y al salir una cascada...Javito la habia visto con más agua pero a mi me a dado igual....el ultimo tramo hasta Salinas Nuevo es una senda a media ladera de las de pedalear....


El segundo bucle no ha sido tan agradable, hasta tomar el GR que discurre por el barranco de Triste, hay que superar un valle a traves de una pista forestal que finalmente se convierte en cortafuegos, en condiciones normales es durillo pero este día estaba muy enbarrado asi que hemos tenido que tirar mucho de bici al hombro...demasiado precio el que hemos pagado por seis km de senda del barranco. Definitivamente me quedo con la Osqueta.

1 comentario:

Ito dijo...

Txantxangorria naiz
baso ilunetan
nire BIZIkletaz
bete zait ametsa!!

Agur bero bat txapeldun!! ;)